Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus
Inicio / Descúbrenos / Joya del Prerrománico

Joya del Prerrománico

Iglesia prerrománica de Santianes

La iglesia de San Juan Apostol y Evangelista en Santianes de Pravia, es la más antigua que se conserva en la arquitectura prerrománica asturiana. 

 

Fue erigida por iniciativa del Rey Silo (774-783), tras el traslado de la corte desde Cangas de Onís a Pravia, y concebida como iglesia palatina con funciones de panteón real. La iglesia estaría enclavada en un lugar próximo al conjunto palaciego del rey, cuya ubicación no es posible determinar con exactitud, aunque parece que se construyó sobre un edificio anterior del que no quedan trazas. A la muerte de Silo, tanto la iglesia como el palacio se convirtieron en la residencia doméstica de la reina Adosinda.

 

La iglesia permaneció intacta hasta el siglo XVI, pero sufrió profundas transformaciones en los siglos XVII y XIX. En 1894, se descubrieron importantes restos arquitectónicos pertenecientes a la iglesia primitiva: una pilastra que servía de apoyo a las mesas del altar y dos canceles. Estas piezas fueron adquiridas por el historiador Fortunato de Selgas (1839-1921), en 1905, y se conservan en la cripta de la iglesia de Jesús Nazareno, frente al palacio de La Quinta, (en El Pito municipio de Cudillero), donde reposan los restos de su familia.

Las obras de restauración de la iglesia, dirigidas por J. Menéndez Pidal, comenzaron en la década de los setenta del pasado siglo y fueron continuadas por Javier Fernández Conde en 1987. Su trabajo nos permite reconocer ahora muchos de los elementos originales de la iglesia.

En la actualidad la planta cuenta con tres naves, crucero, pórtico y cabecera plana. Hay elementos que marcan a estructura original, como el ábside semicircular, que se marca en el suelo y que actualmente es más amplio y de forma cuadrada. También contaba en su crucero con tres naves de arcos, que enlazaban con las arquerías de la nave central. Las naves laterales se separan de la centra mediante arcos de ladrillo sobre pilares cuadrados, con esquinas en chaflán. En la nave de la izquierda se conserva una pila bautismal de tradición paleocristiana excavada en el suelo y con desagüe central.

 

Su apariencia austera debe distar bastante de la original, a juzgar por los restos de esculturas hallados en torno a la iglesia. Una de las piezas que despiertan mayor interés, es una inscripción laberíntica que repite la frase "SILO PRINCEPS FECIT", que puede leerse a partir de la S central en todas las direcciones y a través de la cual el Rey Silo dejó testimonio de su fundación. Varias de estas piezas, incluido el fragmento de la piedra laberíntica se hallan en el museo del prerrománico situado a escasos metros y que merece la pena visitar para entender la importancia de este monumento en la historia de la monarquía Asturiana.

 

Alberga en su interior imágenes de San Juan Evangelista y Santa Ana, así como del venerado Cristo de Santianes, aunque está bastante dañado por ataques sufridos durante la guerra civil, y cuya festividad se celebra el 14 de septiembre.

 

Actualmente está abierta al culto.

Coordenadas GPS:

Latitud: 43° 10' 47,28" N
Longitud: 6° 33' 2,88" O

Llegar desde: